Race, Health Care and the Law 
Speaking Truth to Power!

la Comisión Temática sobre salud / VIH-SIDA

Checkout: Reclamationgallery.com

Vernellia R. Randall
Professor of Law and
Web Editor

 

Search this site
  powered by FreeFind
 

 
What's New
Awards and Recognitions
 

Chapters

Health Status
Organization and Financing
Access to Health Care
Quality of Health Care
Health Care Research

Bio-ethical Issues
Health and Human Rights
International Issues

The Health Care Challenge

Eliminating Disparities
 

Syllabi

AIDS
American Health Care Law
Bioterrorism 
Health Care Malpractice

Tobacco

Violence and Public Health
 

Surveys

 

Favorite Poetry

Invictus
The Bridge Poem
Still I Rise
No Struggle No Progress
 

Related Websites

Race and Racism
Gender and the Law
Legal Education
Personal Homepage

 

SALUD/ VIH-SIDA
Comisión temática del Forum NGO
27 de agosto al 21 de septiembre, 2001
Durban, Sudáfrica

El 30 de agosto del 2001, la Comisión Temática sobre salud / VIH-SIDA se reunió desde las 2:00 p.m. hasta las 9:00 p.m. Durante ese tiempo tuvo 150 minutos de testimonio oral. Más de 50 personas asistieron a la comisión, al menos 25 personas dieron testimonio oral y 15 dieron testimonio escrito. Después del testimonio, un grupo de aproximadamente 15 personas continuó trabajando en este documento. La comisión identificó cinco (5) temas sobre los que se debe reflexionar en la Declaración del Forum NGO y Plan de Acción: 1Intersección entre pobreza, racismo y salud, 2estado de salud, 3atención médica (acceso y calidad) incluyendo salud tradicional, 4investigación y datos y 5VIH/SIDA. Después, en los cinco grupos de trabajo, la comisión desarrolló seis conceptos claves por cada tema. A continuación, la comisión llegó a un consenso, en cada lista de conceptos de los grupos de trabajo y cada grupo desarrolló declaraciones escritas para el documento, que la comisión adoptó por consenso. Ms. Alta Hooker y la Profesora Vernellia Randall editaron el documento final. Abajo está la declaración recomendada y programa de acción que resultó del proceso mencionado arriba:

Declaración

Reconocer que el racismo, xenofobia y otras intolerancias son principales determinantes de la salud física y mental. La discriminación histórica y actual contra los grupos raciales étnicos y culturalmente vulnerables, gentes indígenas, emigrantes, gentes discriminadas por su casta, personas que buscan asilo, refugiados y personas desplazadas internamente ha resultado en que miembros de estos grupos (especialmente mujeres, jóvenes y niños) tengan una situación de salud más baja, menos acceso a la atención médica y una calidad peor de servicios médicos. La buena salud física y mental es un derecho humano y es un precursor del disfrute de todos los demás derechos humanos. A los grupos vulnerables se les niega en todo el mundo el acceso a la prevención asequible y programas de tratamiento, minando así sus derechos humanos, incluyendo los derechos a la salud, vida y dignidad.

Reconocer que la pobreza es un fenómeno global que no está ligado al racismo, xenofobia y otras intolerancias, y que la pobreza perpetúa el estado de salud, especialmente entre las mujeres, niños, discapacitados y otros grupos vulnerables.

Asegurar que los cuidados de salud no se enfocan solo en el cuerpo sino también en la mente y que deben proteger la dignidad humana, incluyendo el derecho de participación y consentimiento informado; que los cuidados de salud deben ser accesibles, amplios, sensibles a la cultura y comprensibles por los que los reciben. El acceso a los cuidados de salud no se debe retener o utilizar como una herramienta para presionar a grupos para que cumplan con las políticas del gobierno.

Condenar las prácticas sin escrúpulos de las industrias del tabaco, alcohol, drogas y armas en enfocarse en las comunidades en desventaja (especialmente la promoción de hábito de fumar en países en desarrollo).

Reconocer que los gobiernos y la comunidad internacional deben asegurar que el sistema de atención médica recibe fondos adecuados, es sostenido y se supervisa de forma efectiva; que las fuentes de los fondos para la atención médica vengan, no solo de gobiernos nacionales, sino también de la comunidad internacional incluyendo la cancelación de la deuda legítima y la reducción de los gastos militares.

Reconocer la falta significativa de investigación basada en evidencia en la salud física y mental de los grupos vulnerables y el acceso a cuidados médicos iguales para esos grupos.

Urgir a los gobiernos, organizaciones no gubernamentales y al sector privado a tratar la manifestación más crítica del racismo internacional: el fallo para responder de forma agresiva al pandémico del SIDA. Treinta y seis millones de personas en el mundo, de las cuales 25 millones (55% mujeres) están infectadas en África con el VIH-SIDA. Así, incrementar el compromiso del gobierno y de la sociedad civil para erradicar la desigualdad racial y por sexo, es indispensable para luchar contra HIV/SIDA.

Considerar que las mujeres tienen un riesgo más alto de infección por VIH por la epidemia de violencia sexual contra ellas.

Programa de acción

Salud (en general)

Los gobiernos deben eliminar las disparidades en la atención médica experimentadas por miembros de los grupos vulnerables para el año 2010, incluyendo las disparidades en mortalidad infantil y en expectativas de vida, inmunización de niños y la incidencia de diabetes, enfermedades mentales, enfermedades del corazón, HIV/SIDA, cáncer, enfermedades por el agua, enfermedades crónicas, accidentes.

El gobierno debe adoptar medidas para asegurar el derecho de todo el mundo a acceder a la educación, atención médica, seguridad social, agua limpia y alcantarillado. La vivienda y la tierra deben ser protegidas, promovidas y satisfechas. Todas estas medidas deben demostrar respeto por y por medio de la sensibilidad cultural. Se debe prestar particular atención a los grupos y víctimas vulnerables a la discriminación incluyendo a los empleados, gentes rurales, mujeres, niños, gentes indígenas y gente de descendientes de africanos.

Los gobiernos deben asegurar que todas las personas tienen acceso asequible a cuidados equitativos y efectivos, tratamientos y medicinas. Estos cuidados médicos deben incluir todos los niveles primarios (ej, promoción de la salud, vacunas, prevención, cuidado crónico), secundario (ej. hospitalización) y terciario; debe estar disponible en diferentes modelos de cuidados médicos; debe incluir tanto la atención medica física como mental: y deben tener en consideración los asuntos que conciernen únicamente a mujeres, niños y juventud. La accesibilidad a medicinas esenciales se podrá facilitar por licencias compulsadas, importaciones paralelas y otros medios internacionales reconocidos.

Las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, el sector privado y la comunidad internacional deben asegurarse de que los proveedores / practicantes de la atención médica están entrenados para proporcionar un cuidado que cuente con la aprobación cultural; y que los miembros de las comunidades africanas y de descendientes de africanos, comunidades indígenas y otros grupos vulnerables estén representados adecuadamente como proveedores de cuidados médicos. Para asegurar el cuidado cultural apropiado, los gobiernos deben permitir y promocionar las prácticas de salud tradicionales en coordinación con los sanadores tradicionales.

Las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales y del sector privado (particularmente la industria de la tecnología médica e industria farmacéutica) deben desarrollar programas de prevención y tratamiento para enfermedades y condiciones que afectan desproporcionadamente a grupos vulnerables, como anemia de células falciformes, diabetes, hipertensión. Otras enfermedades crónicas y particularmente enfermedades en países en desarrollo.

Los gobiernos de los países desarrollados deben asegurar que tecnología punta medica y tecnología de salud relacionada y condiciones son accesibles a los países en desarrollo.

Los gobiernos pueden asegurar recursos de cuidados de salud iguales para comunidades vulnerables, incluyendo instalaciones de cuidados médicos y profesionales. El servicio obligatorio a la comunidad para profesionales médicos y la contratación de profesionales para entrenamiento médico de los grupos vulnerables, son mecanismos para alcanzar la igualdad en el sistema de cuidados médicos. Al entrenar a profesionales médicos, los gobiernos deben asegurarse de que reciben un componente de derechos humanos y ética como parte de su programa educativo (este programa incluirá una sección sobre el racismo, xenofobia e intolerancias relacionadas).

Las organizaciones de gobierno, organizaciones no gubernamentales, el sector privado y la comunidad internacional, incluyendo la Organización Mundial de la Salud, deben recoger de forma rutinaria y sistemática datos sobre raza, sexo y clase socioeconómica relacionados con la situación de salud y los cuidados médicos. Estos datos no deben limitarse a censos y estadísticas vitales, sino que deben incluir datos sobre el acceso y calidad, especialmente servicio, diagnostico y tratamiento, disponibilidad de instalaciones y otras actividades de salud relativas y servicios. Debe darse especial atención al impacto de la discriminación racial y a la publicación de datos, los resultados y la conclusión

Los gobiernos deben establecer mecanismos que aseguran la protección de los grupos vulnerables que participen en la investigación. Estos mecanismos deben incluir consentimiento libre e informado y también deben incluir otras formas que protejan a los grupos vulnerables de la explotación. Se deben realizar esfuerzos particularmente para proteger a los grupos vulnerables que pueden surgir en las pruebas clínicas, el proyecto del genoma humano, investigación de células madres y otros tipo de investigaciones parecidas.

Los gobiernos deben desarrollar, mejorar y aplicar regulaciones medioambientales basadas en regulaciones de salud que protejan a las poblaciones vulnerables como niños, ancianos y aquellos con un sistema inmunológico comprometido.

Los gobiernos deben monitorear y proporcionar un mecanismo efectivo para eliminar la discriminación racial y otras formas de discriminación en el sistema de cuidados médicos (especialmente la discriminación contra personas afectadas por el HIV/SIDA). Las comunidades y poblaciones afectadas deben estar envueltas en estos mecanismos, y deben tener una fuerte influencia sobre su proceso de toma de decisiones.

Salud (VIH/SIDA)

Para poder tratar definitivamente el VIH/SIDA, los gobiernos deben implementar un programa compresivo y multisectorial que consista en el refuerzo mutuo de los componentes de la prevención, tratamiento, cuidados, soporte comunitario e infraestructura de salud, incluyendo programas educaciones culturalmente sensibles que incluyen animar a los ciudadanos para que realicen pruebas voluntarias. Para superar la discriminación racial manifestada en la respuesta al pandémico VIH-SIDA, el mundo debe dar prioridad y atención especial a desarrollar países y grupos vulnerables.

Para reducir la vulnerabilidad de las mujeres a la infección por VIH, los gobiernos deben dirigir sus esfuerzos a erradicar la violación y otras formas de violencia sexual contra las mujeres.

Los gobiernos de los países ricos del mundo deben contribuir al menos con $10 mil millones anualmente al Fondo Global de Salud de las Naciones Unidas, para desarrollar e implementar programas comprensivos de prevención, tratamiento y soporte comunitario para luchar contra el HIV/SIDA, tuberculosis, malaria y otras enfermedades infecciosas.

La deuda africana debe ser canceladas. Esta deuda hacen que se desvíen directamente los recursos para cuidados de salud y la lucha contra el pandémico VIH-SIDA. Los gobiernos africanos que obtengan una cancelación de la deuda deben utilizar estos recursos en servicios médicos y sociales.

Los gobiernos deben desarrollar e implementar programas de Transmisión de VIH/SIDA de madre a hijo que sean efectivos y comprensivos. Estos programas deben envolver consentimiento informado, asistencia psicológica pre y post parto, opciones de tratamiento, sustitución por fórmula y grupos de soporte al acceso.

Los gobiernos deben asegurar que todas las personas tengan un acceso gratuito, asequible y efectivo para el cuidado del VIH/SIDA. En este aspecto, reconocemos los esfuerzos cooperativos del gobierno sudafricano y la sociedad civil para llegar a ese fin, llegando de forma efectiva a la industria farmacéutica internacional.

Para más información contacte con:
Vernellia R. Randall
Profesora de derecho
The University of Dayton
School of Law
300 College Park
Dayton, OH 45469-2772
Teléfono: (937) 229-3378
Fax: (937) 229-2469
randall@udayton.edu

 
Related Pages:
Home ] Up ] [ la Comisión Temática sobre salud / VIH-SIDA ] la Commission Thématique Santé /VIH-SIDA ]
Subsequent Pages:
Home ] Up ]
Previous Pages:
Home ] WCAR Health Caucus Proposed Declaration ] Institutional Racism in the US Health Care System ] Joint Statement to America Prepcom ] Health and HIV/AIDS Thematic Commission ] NGO Health Caucus Declaration ] WCAR Health Related Passages ]
Home Up Next

Always Under Construction!

Always Under Construction!

 

Contact Information:
Professor Vernellia R. Randall
Institute on Race, Health Care and the Law
The University of Dayton School of Law
300 College Park 
Dayton, OH 45469-2772
Email: randall@udayton.edu

 

Last Updated:
 03/10/2010

You are visitor number:
Hit Counter
since Sept. 2001

Copyright @ 1993, 2008. Vernellia R. Randall 
All Rights Reserved.